S.O.S. PAPÁ

ASOCIACIÓN PRO DERECHOS DEL NIÑO

¡Custodia Compartida Automática YA!

Tel. 600 600 500 - 655 440 560

El síndrome de alienación parental

9 de Noviembre de 2015
Es espiritual, emocional.El síndrome de alienación parental “no es sólo un lavado de cerebro, es todo en el sentido de la palabra. Es espiritual, emocional. Es intelectual” (abogado Jimmy Evans, en el Caso de la niña Sabrina Allen).

Enlaces de Interés


Una pista llevó al FBI hasta Tlaxcala, donde fue rescatada Sabrina Allen

Sabrina fue rescatada en Papalotla, donde estaba con su madre biológica, Dara Llorens, quien fue acusada de secuestro por huir de Texas con la niña
02/10/2014 14:17 Redacción


Share on facebookShare on twitterShare on google_plusone_shareShare on emailMore Sharing Services






Luego de 12 años, para Sabrina será muy dificil volver a reunirse con su padre, debido a que es muy seguro que padezca del síndrome de alienación parental. FOTO: Especial






CIUDAD DE MÉXICO, 2 de octubre.- Para Greg Allen, vienen los momentos más difíciles de su vida: reunirse con su hija Sabrina, a quien perdió hace 12 años cuando su madre huyó con ella a México, y hacerle entender que él no es un padre golpeador como su madre le hizo creer durante todos estos años.

Sabrina fue rescatada el pasado martes en Papalotla, Tlaxcala, donde permanecía con su madre biológica, Dara Llorens, quien había perdido desde el 2002 su custodia.

Greg Allen se puso eufórico este miércoles durante una conferencia de prensa en Austin, en la cual agradeció a todos los que le ayudaron a buscar a la niña durante estos años.



Durante el operativo, realizado el martes a las 11:32 horas, resultó herido un policía federal luego de que Dara Llorens se puso violenta, informó a Grupo Imagen Multimedia Philip Klein, un investigador privado que fue contratado por Allen.



Dara Llorens, quien es acusada de secuestro agravado por sustraer ilegalmente a la menor, fue localizada en Tlaxcala gracias a una denuncia anónima. El caso de Sabrina había aparecido en al menos dos ocasiones en el programa America’s Most Wanted y por información que llevara a su localización se ofrecían 20 mil dólares.

Cuando los investigadores dieron con el domicilio de Llorens en Papalotla, durante las siguientes semanas mantuvieron el departamento bajo vigilancia hasta que pudieron gestionar la ayuda de la Policía Federal, el FBI y el Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos.



La huida de Texas y el vivir escondiéndose de la justicia hizo a Sabrina una niña inestable, según su padre. Aunque la menor está en buena condición física, no está en buena condición mental y se encuentra bajo los cuidados de un psicólogo en Texas, a donde llegó desde el pasado martes por la noche.


Está muy mal, por lo que se", dijo Allen, en medio de llanto, durante una conferencia de prensa. "Ella no está preparada para verme a mí o a mi familia. Espero y rezo porque eso ocurra pronto".

Allen se volvió a casar y tiene más hijos, con quienes Sabrina ahora convivirá cuando logre superar todo.

Terminó la pesadilla que duró 12 años

Llorens iba a tener a la niña sólo un fin de semana en 2002, pero huyó con ella. Para cuando la mujer debía entregar a la niña, ya se encontraba en México.

Un juez había autorizado al padre de la menor mantener la custodia luego de que se comprobara que Llorens padecía de una enfermedad mental.


La corte ordenó una evaluación psicológica de Dara la cual indicó que no estaba bien y que tenía un desorden de personalidad", afirmó Allen.

Cuando se llevó a la menor, Llorens se había mudado al norte de Austin y había dejado a su exesposo una dirección falsa.



Poco más de un mes después de desaparecer, las autoridades emitieron órdenes de arresto para Llorens y comenzó a involucrarse en el caso el FBI, quien puso a la mujer en la lista de las más buscadas.

Sabrina estudió en la Del Valle

Greg Allen describió a su exesposa como una mujer que difícilmente podía mantener un trabajo más de seis meses y que podría involucrarse en cuestiones de ventas.

Con esa poca información, el caso fue presentado en noviembre de 2002 en la cadena CNN, en del programa America’s Most Wanted. Para entonces, Sabrina ya tenía siete meses alejada de su padre.

Pronto recibieron datos que los llevaron a la Ciudad de México. Greg Allen no sabía nada de español por lo que se puso a estudiar el idioma para intentar por sus medios localizar a la niña.

Supo en 2003 que su niña se encontraba en la capital mexicana y que su madre la hacía llamar Blanquita.

Pero a pesar de los nombres en español, para Lloren era difícil mantener a la niña con bajo perfil, ya que ni ella ni la menor dominaban completamente el idioma.

Para ocultarla, Lloren pintaba el cabello, las pestañas y cejas de Sabrina de colores negro o rojo, lo que causó que la menor comenzara a perder cabello.



La niña estaba casi calva cuando fue admitida al kinder y guardería Tegui, en Felix Cuevas y Búfalo, donde Sabrina aprendió a escribir y leer español.

Aunque ese año la madre estuvo a punto de ser aprehendida, logró burlar a las autoridades.

En Papalotla, Tlaxcala, Lloren y Sabrina vivían en un apartamento donde les era difícil mantener una vida normal. Su condición de ilegal le impidió a Sabrina ir a la escuela durante todos estos años.

'Lavado de cerebro'

Desde antes de que Sabrina fuera alejada de su padre, ya había indicios de alienación parental, afirma Greg, por lo que es casi seguro que la joven lo despreciará.

El síndrome de alienación parental "no es sólo un lavado de cerebro, es todo en el sentido de la palabra. Es espiritual, emocional. Es intelectual", afirmó el abogado Jimmy Evans.



Los niños necesitan mucho tiempo de terapia para dejar de odiar al padre o madre del que fueron alejados, según Evans.

Con información de Rodrigo Aguiar.


« volver

Carta: En nombre de Mario

Video: Spot Fundación Filia

Video: Hoy vuelvo a soñar en ti

quemas congreso-sap Facebook Twitter Foro SOS PAPÁ anasap apadeshi Acalpa secreto-atenea revista projusticia

 

Aviso legal y política de privacidad